¿Qué es el modelo MBET?

El Mindful Based Emotional Trasnformation (MBET®) es un modelo de aplicación que tiende a cumplir con los criterios del paradigma de “segunda generación” del mindfulness. El modelo MBET®, si bien encuentra en el MBSR el principal referente y fuente metodológica y conceptual, también marca una profunda distinción en algunos aspectos clave. En la tabla a continuación se especifican las diferencias entre el Modelo MBET® y MBSR

 

MBSR MBET®
Interés en la reducción del estrés Interés en la regulación de emociones
Creación de expectativa terapéutica (reducción del estrés). Expectativa centrada en el entrenamiento de facultades cognitivas.
Generación de conflictos éticos y deontológicos inherentes a la eventualidad de intrusismo profesional en actividades de tipo clínico y terapéutico. Creación de un nicho operativo sin conflictos éticos: el objetivo no se confunde con la terapia y se centra en la  mejora de la eficiencia cognitiva y emocional.
El Juicio es una interferencia en el proceso de atención plena: se admite la posibilidad de no juzgar y es conveniente no juzgar. El Juicio es un recurso cognitivo útil para la persona: no se puede no juzgar, pero se puede suspender un juicio.
Las emociones son estereotipadas: a algunas emociones con mayor frecuencia le suceden otras. Las emociones se mezclan entre sí: todas comunican con todas y pueden dejar el paso a cualquiera.
Existen emociones positivas y negativas: la polarización de la emoción condiciona en  nivel de malestar y de estrés. Las emociones son recursos cognitivos útiles para la persona: no existen emociones positivas o negativas. Lo importante no es la polarización de la emoción, sino el arousal de activación y su intensidad
Importancia de la consciencia con efecto saludable acumulativo respecto a los estados subconscientes: cuanto más se es conscientes, mejor se sentirá la persona. La dualidad entre consciencia y subconsciencia se resuelve en una búsqueda a favor del cultivo de los estados de consciencia. El exceso de consciencia puede ser perjudicial: las personas necesitan experimentar situaciones y estados subconscientes. Los estados de inconciencia son tan  necesarios  y beneficiosos como los estados de consciencia, la cuestión está en saber cuándo  posicionarse en unos o en otros.
Confusión entre Consciencia y Relajación mediante una búsqueda explicita de la relajación en algunos tutoriales prácticos se puede encontrar la búsqueda explicita de estados de relajación, lo cual confunde al practicante y a los docentes, generando un solapamiento con técnicas de relajación Diferenciación clara entre Consciencia y Relajación: la atención plena no es un técnica de relajación y no persigue ese fin, sino el de abrir una ventana hacia el interior de uno mismo para tomar consciencia de lo que hay dentro. Los tutoriales prácticos carecen de una intención implícita o explícita que persique la relajación, sino que fomentan un estado de atención y alerta (awarenes) que pretende fomentar la curiosidad para el auto-conocimiento.

 

El modelo MBET® se propone como complemento al cultivo de hábitos saludables, sin pretender ser un sustituto de otras actividades o disciplinas. No tiene fines terapéuticos explícitos ni menos presenta dicha intención, aunque no se excluye que algunas personas puedan experimentar dichos beneficios como resultado de la práctica: en todo caso no solamente hay evidencia científica que lo respalde, sino que en momento alguno se inició algún tipo de estudio o protocolo que pretendiese buscarlos.

La intención del modelo MBET®  es más bien la de contribuir a la mejora de la eficiencia humana en ámbito personal, profesional y laboral, buscando un efecto en el incremento de fortalezas, mediante el entrenamiento de los focos de atención. Se estima que esa mejora derive en una mayor capacidad de concentración, tolerancia a la frustración, capacidad de identificación y auto-regulación emocional, empatía, asertividad, el cultivo de actitudes de afrontamiento de problemas basadas en un locus of control interno, mejora de la autoeficacia, empowerment, engagement, motivación y compromiso profesional. No obstante, dichas mejoras quedan todavía pendientes de medir y validar científicamente.  Si bien el diseño de las actividades y prácticas se configuró con la intención de lograr estos fines, la demostración de resultados concretos basados en evidencia es, al estado actual el principal desafío al que ha de enfrentarse este modelo.