¿Qué requisitos implica?

El mindfulness se puede adaptar a todo tipo de público. La práctica formal estática, se puede adaptar a todo tipo de condiciones físicas. Para la práctica dinámica, el docente/ monitor suele preguntar previamente a los interesados para orientar los ejercicios teniendo en cuenta el nivel de partida.


Es recomendable acudir a las sesiones equilibradamente alimentados y descansados, evitando a la vez haber comido abundantemente en la hora anterior a su inicio.


El vestuario más indicado para acudir a clases es ropa cómoda, holgada o deportiva, de algodón o lino, parecida a lo que se suele usar para practicar yoga, tai chi o qi gong. Es importante evitar ropa que apriete ciertas partes o tejidos sintéticos que no transpiran.


También es recomendable no llevar puesto joyas, cadenas, collares, o anillos.


Es recomendable tener un pañuelo tipo foulard o una manta de pequeñas dimensiones por si el necesario utilizo del aire acondicionado, supusiera fuente de frío para la persona.


Es recomendable disponer de un botellín de agua.


Pese a no ser obligatorio, las personas que lo deseen podrán traer una colchoneta con ladrillo de goma, un taburete, un puff o zafu de meditación, para tener la opción de realizar ciertos ejercicios en ellos, en lugar de una silla o de pie.